viernes, 23 de julio de 2010

ALTER EGO


A POIESIS le gusta la soledad,
Adora la soledad, Las sombras ,
La distancia de su presencia, sus pasos sin sonidos…
A JUAN CARLOS por lo pronto,
Solo le interesan las discusiones socráticas
Llenas de miradas confusas, de salidas pletóricas
Llenas de impulsos, sin ninguna motivación…

A POIESIS, le enamora el amor,
Ama su dolor con resignación,
Su espejo refleja toda su legión y sus manos,
Sus gastadas manos, encuentran la formula de tocar su música en la oscuridad
A JUAN CARLOS, solo le interesa enseñar de apocos
Pero enseñar muy bien,
Lo que solo aprendió en los cuadernos,
Lo que dicta la mano encefalógica de la rutina.

Por lo pronto, a POIESIS no le llama la atención escuchar,
Ni hablar, ni pedir
Sino sentir, escribir, leer, bañarse de los gritos de los no nacidos,
Es cierto, a JUAN CARLOS también le gustan las cositas
Llenas de romanticismo infantil,
Aunque si somos sinceros, el nunca vivió su romance mas allá
De hacerle el amor a las bibliotecas,
Besando ardorosamente el polvo del saber…

A POIESIS, le gusta caminar,
Embriagarse de aires nuevos,
Ilusionarse con una inocente mirada
Amar, gritar, estrujar,
Morderse el ama todas las noches,
Por que en las noches y en el silencio
Se pueden ver y escuchar mejor a todos nuestros muertos,
A JUAN CARLOS, por oposición
Lo llaman las reuniones académicas,
Los formatos llenos de infraestructura pedagógica,
De informática avanzada a la deshumanización,
Pero ese es su problema…

A POIESIS solo le interesa pintar con sus manos,
Estrellarse de colores, reír sin labios
Soñar sin sueño, Amar sin arte
A JUAN CARLOS no le interesa nada,
Ni la voz, ni las noches, ni el amor
Solo los cuadernos y el eterno olvido…

En fin a POIESIS y a JUAN CARLOS
Eso si, Solo les interesa un tema en común
El pensamiento devorador,
De un reflexivo, tibio y solitario café…

Hasta cuando he de soportar,
Hasta cuando estarán en constante lucha,
Hasta que momento ambos dejaran de evitarse,
Entonces ya no seremos dos, sino uno,
Será por fin que arrostraran sus miedos,
Para que luchar?, por quien esperar ?
Ninguno tirará la primera piedra?
Quien de los dos me dejara vivir al fin,
Quien de los dos nunca vivió,
Quien Ya no conformará, parte de mis huesos…

JUAN CARLOS

2 comentarios:

Julio César dijo...

Exelente poema, el mejor de los que te he conocido. Espero que POiesis y Juan carlos encuentren pronto la tranquilidad arrancada de sus manos, que renazca pronto la ilusion en ambos corazones y que sea por fin, verdaderamente, un solo canto de emocioon ordenada y serena como el lago Ness. Un abrazo.

poiesis dijo...

Gracias hermano gracias por darte tiempo de leerme gracias julio todo lo que escribo es solo eso amigo palabras solo palabras que buscan reemplAzar el dolor el vacio lA dulce soledad la hermosas noches gracias julio no creo que juan carlos y poiesis sean uno siempre estarAn en constante lucha ,,,,gracias hermano